Resumen y comentario de, El señor de las moscas

junio 15, 2008 cresti

CAPITULO 1 – Toque de caracola

Después de un accidente de avión se encontraron dos niños, Ralph y Piggy, quienes se preguntaron por el paradero del resto de ocupantes del avión siniestrado. Los dos niños se separaron y uno (Ralph) se dirigió a la playa para buscar a más gente, y el otro (Piggy) se quedo buscando por los alrededores buscando algo de fruta.

Más tarde se encontraron de nuevo en la playa y comenzaron a plantearse que si el lugar donde estaban era una isla. Ralph estaba convencido de ello, y además creía que vendrían a rescatarlos, por otro lado Piggy no estaba tan convencido de que vendrían a buscarlos.

Un poco después, Ralph encontró una caracola y pensó que podría utilizarla para llamar a otros niños, y este comenzó a hacerla sonar. Mientras que la caracola sonaba fueron apareciendo niños. Una vez todos reunidos, se preguntaron que si no había mayores en la isla, y al parecer no sobrevivieron al accidente.

Hicieron un grupo de cazadores liderado por Jack.

Al rato, Jack, Ralph y Simón, decidieron ir a comprobar si el sitio donde se encontraban era una isla, se subieron a la montaña y observaron que si, que estaban en un isla.

CAPITULO 2 – Fuego en la montaña

De vuelta con los demás, Ralph informa de que están en una isla desierta, y que habría normas para controlarse, y para hablar, como levantar la mano cada vez que uno quisiera hablar, y se le entregaría la caracola para que se le escuchara. Uno de los chicos decidió hablar y dijo que había visto una serpiente la noche anterior, al pronto se mofaron de él, pero poco después lo tuvieron en cuenta.

Después Ralph, tomo la caracola y le dijo al grupo, que si querían salir de ahí necesitarían hacer humo desde la cumbre de la montaña, y todos salieron corriendo para proceder hacer la hoguera. Pronto se formo una pila bastante considerable como para encenderla, pero se dieron cuenta de cómo la encenderían, ya que ninguno sabía como hacerlo. Jack cogió las gafas de Piggy y aprovechándose de la luz del sol y de las gafas lo que provoco que ardiera la fogata que al poco rato se apago.

Piggy tomo la caracola y empezó a regañar al resto de niños por todo lo que habían hecho en vano y por los errores cometidos, mientras que se dio cuenta de que no solo no habían conseguido nada si no que la montaña estaba en llamas.

CAPITULO 3 – Cabañas en la playa

Jack se obsesiono con cazar algún animal, pero unas veces por su falta de valor y otras por su falta de experiencia no conseguía nada.

Ralph y Simón intentaban construir cabañas a base de tallos y hojas de palmeras que a duras penas conseguían mantenerse en pie.

Ralph insistía en que necesitaban cabañas, pero el resto de niños enseguida se iban a jugar, cosa que le pasaba de forma parecía a Jack con su grupo de cazadores. Ralph y Jack estaban un poco malhumorados entre ellos porque Ralph parecía reprocharle a Jack que no era tan importante cazar, que necesitan refugios, por si volvía a formarse una tormenta igual que la que los condujo e ellos a la isla en la que se encontraban.

CAPITULO 4 – Rostros pintados y melenas largas

Había una diferencia clara entre las edades de los niños, unos mayores, y otros pequeños que se apodaron “los peques” quienes se pasaban todo el día jugando, comiendo y durmiendo sin hacer nada. Ralph diviso un barco a lo lejos y rápidamente acompañado de Simón se dirigió a la cima de la montaña a ver la fogata pero esta estaba apagada. Ralph culpo a Jack de haber dejado la hoguera sola, ya que perdieron una valiosa oportunidad de ser rescatados. Piggy también recriminó a Jack lo la hoguera. Jack molesto con el comentario de Piggy le golpeó en la panza lo que provocó que las gafas de Piggy se cayeran al suelo y se rompiera uno de sus cristales. Después de la “pelea” entre los dos, todos juntos iniciaron una nueva fogata para comerse el jabalí que habían cazado anteriormente.

CAPITULO 5 – El monstruo del mar

Ralph, para intentar enmendar los problemas anteriores y poner orden en algunos aspectos convocó una asamblea. El lugar para ir al baño, la construcción de cabañas, y el tema de la hoguera eran los principales puntos. Otro de los temas era la posible aparición de una bestia en el mar, que uno de los “peques” aseguro ver. Piggy tomó la caracola para decir que los fantasmas no existen, pero Jack al sentir pudor hacia Piggy, provocó una nueva pelea entre estos. Ralph cansado de la indisciplina mostrada, consideró renunciar al puesto de jefe de grupo, pero uno de los niños le aconsejó que no lo hiciera porque si no Jack abusaría de su autoridad y podría hacer daño. Otro niño también pidió que no renunciara porque de ser así, solamente se preocuparían por cazar y no por sobrevivir y ser rescatados.

CAPITULO 6 – El monstruo del aire

Mientras dormían se produjo una explosión en el aire provocada por un avión. Se podía ver como una persona caía en paracaídas. En la montaña había dos niños cuidando de la hoguera, quienes al ver las chispas provocadas por el avión, huyeron del lugar, y avisaron que la fiera estaba en la montaña. Ralph despertó al grupo, y convoco una asamblea para determinar que los niños más grandes fueran a explorar el resto de la isla, ya que la fiera podría estar allí oculta. Ralph, Simón, Jack y Maurice llegaron al otro extremo de la isla, Ralph como buen jefe de equipo, decidió bajar al acantilado, Jack le acompaño, pero nada más encontraron una especie de cueva que podría servir de fortaleza, pero para Ralph aquello estaba demasiado sucia y descuidada para que valiera para refugio. Ralph dijo que debería de regresar a la montaña tanto como para mantener la hoguera encendida como para ver si la fiera estaba allí.

CAPITULO 7 – Sombras y arboles altos

De vuelta a la montaña Jack propuso ir de cacería y Ralph hirió a un jabalí pero este consiguió huir. Robert comenzó a gruñir como si fuera el jabalí y todos se abalanzaron sobre él cómo cazadores. Lo que provocó algunos daños a Robert. Estaba anocheciendo y aun tendrían que regresar a la montaña. Ralph estaba por avisarle a Piggy de que llegarían después del anochecer. Siguieron avanzando hacia la montaña, pero a un grupo de chicos, le dio un poco de miedo y no subieron a la cima de la montaña, solamente Jack, Ralph y Roger suben a la montaña. Jack fue el que más subió, y regreso al poco tiempo diciendo que había visto algo en la cumbre. Subieron de nuevo y apreciaron la forma de un simio enorme con la cabeza entre las rodillas, en aquel instante se levanto el viento y con él, la fiera, mostrando a los niños, la fealdad de su rostros, quienes salieron corriendo y gritando colina abajo.

CAPITULO 8 – Ofrenda a las tinieblas

Ralph cuenta a Piggy lo que vieron en la montaña, y Jack dice que sus compañeros y el podrían subir y eliminar a la fiera, a lo que Ralph contesta que no, porque dice que son solo un grupo de niños armados con palos. Jack reunió a todos y dijo que Ralph era un cobarde y se proclamó jefe, a lo que nadie le hizo caso, por lo que abandono el grupo e invitó a todo el mundo a que se uniera a él para formar una nueva tribu. Ralph y Piggy intentaron hacer una nueva hoguera pero no podrían mantenerla encendida ellos solos. Jack y los que le unieron, cazaron un jabalí al que le cortaron la cabeza y se la ofrecieron a la fiera de la isla. Con el resto del jabalí Jack y los suyos pretendían comérselo, pero se dieron cuenta de que no tenían fuego y decidieron atacar al otro grupo para robárselo. Simón quien sufrió una crisis nerviosa, alucinaba diciendo que la cabeza le hablaba y le decía cosas horribles.

CAPITULO 9 – Una muerte se anuncia

Simón después de su crisis nerviosa, sube a la montaña y se da cuenta de que la supuesta fiera no es más que el cuerpo de un hombre en estado de putrefacción, por lo que decide avisar a los demás. Todos estaban en el comiendo el jabalí, y después Jack inicia un ritual de cazadores, en el que hasta los más pequeños danzaban y gritaban, que mataran a la fiera. Mientras tanto Simón llegó casi sin aliento, arrastrándose y diciendo algo de un hombre muerto en la colina, los que estaban allí entre tanto alboroto no lo reconocieron y lo confundieron con la fiera, y lo golpearon brutalmente hasta la muerte.

CAPITULO 10 – La caracola y las gafas

Piggy y Ralph formaron parte de la muerte de Simón, y al darse cuenta de lo ocurrido hicieron como si no hubieran tenido nada que ver, y a Sam y Eric les pasaba igual, ellos eran conscientes de lo ocurrido, pero no querían hablar del tema. Estos cuatro decidieron mantener la hoguera encendida solamente por la noche, ya que era un dificultad conservarla todo el día entre tan pocas personas. Jack y su tribu diseñaron un plan de defensa en el que un palo hacía palanca a una roca que podría ser desprendida, poco después atacaron al resto de gente, de noche para robar las gafas de Piggy y así poder hacer una hoguera.

CAPITULO 11 – El peño del castillo

Ralph convocó una asamblea para planear la recuperación de las gafas de Piggy. Entre todos acordaron llevar la caracola consigo y dialogar sin violencia. Al llegar al peñón del castillo se toparon con la tribu de Jack, quienes tenían las caras pintadas como salvajes e impedían el paso de los visitantes. Ralph intentó hablarles con razón y argumentos viables para ser rescatados, sin embargo, Jack se le enfrentó y ambos iniciaron una pelea. Piggy, quien trataba de imponer la razón, la ley y las reglas para la salvación, fue derrumbado por una piedra enorme que Roger soltó con una palanca y cayó por el acantilado hasta el mar; los mellizos Sam y Eric fueron atados y tomados como prisioneros y Ralph, herido y derrotado, al ver de lo que eran capaces de hacer estos salvajes, huyó.

CAPITULO 12 – El grito de los cazadores

Ralph ahora está solo y desconfía de las nuevas actitudes salvajes que han tomado los otros niños. Silenciosamente y a escondidas, regresa al peñón y observa que Sam y Eric, torturados por Roger y Jack, terminan por unirse a la tribu, sin embargo, al ver a Ralph le informan que debe esconderse y marcharse pronto, ya que al día siguiente tenían planeado cazarlo.
Ralph se oculta cerca del peñón para dormir un poco. A la mañana siguiente, comenzó la persecución de la tribu, con las caras pintadas y armados con lanzas. Ralph se percató que debía huir por su vida, asimismo, descubrió que estaban incendiando la isla conforme se acercaban a él y éste tomó la lanza que estaba en el cráneo del jabalí para defenderse. Una vez acorralado y sobre la playa, observó que unas personas habían llegado a la isla. Un marinero dijo que habían visto el fuego y por ello llegaron allí, asimismo preguntó cuántos eran y si había muerto alguien. Ralph, tímidamente, respondió que no sabía cuántos eran en total y que tres personas habían muerto. Finalmente todos se fueron de regreso a casa en el barco.

Comentario:

En este libro el autor nos muestra las reacciones de los seres humanos en determinadas situaciones. Mostrando de la forma en que una persona esta educada se comportara de una manera u otra. También refleja lo que está bien y lo que está mal, y la responsabilidad e irresponsabilidad. La perdida de la inocencia de los niños, que al cometer los asesinatos se desvinculan de los hechos. La manera en que cuando a una persona se le despierta su faceta asesina impide que esta piense de una manera correcta. Una idea principal de este libro es como el hombre tiene tendencia e enfrentarse a sus miedos en situaciones comprometidas y el miedo del hombre a lo sobrenatural. Representa la forma de cómo los niños se reparten el trabajo para sobrevivir en condiciones adversas.

About these ads

Entry Filed under: General

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to comments via RSS Feed

Páginas

Categorías

Calendario

junio 2008
L M X J V S D
« mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Most Recent Posts

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: